Home > Uncategorized > Autodisciplina

Autodisciplina

¿Cuántas metas tienes para este año? ¿En cuántas has estado trabajando para que se logren? No te pasa en ocasiones que sueñas con tener o ser algo en especial para que seas muy feliz, y te la pasas diciendo “El día que tenga tal cosa, tendré todo lo que necesito” “El día que este delgada, que sea rico, que me case, etc, seré completamente feliz” y mientras te la pasas viviendo a medias, ilusionado, pensando en cuando será el día que comiences a trabajar en tus sueños y como lo vas a empezar a hacer.

Pues te tengo una noticia buena y una mala. La mala es que soñando sin hacer nada pierdes tiempo. La buena es que el día de comenzar a tener lo que quieres ya llegó! Sé la persona que quieres ser. Haz las cosas que siempre has querido hacer pero no has hecho porque crees que eres demasiado joven o demasiado viejo, demasiado pobre, demasiado lo-que-sea.

Te voy a dar unos consejos de autodisciplina que te llevaran a lograr lo que quieres:

Perfecciona tu cuerpo y tu mente. Haz ejercicio diariamente, sal a caminar con tu pareja o familia, lee buenos libros de los temas que te gusten en tus ratos libres, aliméntate mejor, poco a poco deja la comida que sabes que te hace mal y comienza a probar sabores nuevos y sanos, la mejor manera de cambiar tu alimentación es encontrando una manera deliciosa de hacerlo.

Nutre tu espíritu. Realiza meditaciones; no tienes que ser un yogui para lograrlo, simplemente mientras estés a solas puedes practicar, por ejemplo mientras te bañas utiliza el sonido del agua para relajarte y meditar en una sola cosa especifica, relaja tu mente y aleja cualquier pensamiento diferente al que te propusiste. Al principio es difícil porque la mente es experta en divagar y querer absorber y procesar toda la información al mismo tiempo pero con mas practica lo puedes lograr hasta llegar al punto de concentración absoluta, en el cual lograras responderte cosas que siempre te has preguntado a ti mismo y conocerte mejor.

Empieza a vivir con entusiasmo y energía. ¿Cuántas veces quisieras volver a sentirte como un adolescente, como hace 10 años, tener el mismo ánimo e ímpetu? Eso no es cuestión de juventud física sino de juventud mental. Debes predisponerte al buen ánimo, a la buena cara en toda situación. Siéntete como un joven, créetelo! Dentro de cada uno de nosotros vive un niño interior, déjalo salir más seguido para que sientas toda su energía dentro de ti y la utilices siendo más creativo, más alegre. ¿Te has preguntado qué pensaría el niño que fuiste ayer del adulto que eres hoy? ¿Te pareces en algo a lo que soñaste ser? Si no, siempre estas a tiempo de cambiar mientras estés vivo. Haz una lista de las cosas que quieres realizar y pídele al niño interior que te ayude y hazlo como si fueras solamente él.

Levántate temprano todos los días, incluso en fin de semana. Ve salir el sol. Hay demasiados beneficios a nivel salud, planeación personal/de negocios para esta disciplina que además forma el carácter. Simplemente recuerda a tus abuelitos o bisabuelitos. Ellos siempre se levantaban tempranísimo al alba para realizar todas sus actividades, y ya para mediodía tenían su día prácticamente resuelto, listos para cualquier otra eventualidad que se presentase. ¡Qué longevidad la de ellos! ¡Qué energía siempre para hacer todas sus cosas! Te va a servir de mucho tanto si tienes o no plan para utilizar tus horas “extra” en el día: puedes hacer ejercicio en la mañana, limpiar la casa, hacer comida para la semana o días siguientes, estudiar una materia pendiente, tienes más tiempo para arreglarte, leer, meditar, organizarte, en fin… quien no querría un par de horas extras al día?

Haz cosas que tienes miedo realizar. Si siempre has tenido miedo a las alturas, atrévete a subirte en tirolesa o subirte a un teleférico para empezar. Cuando dominas tus miedos comienzas a dominar tu carácter y eso se traduce en madurez emocional. El día que tengas control total sobre tus emociones tendrás el control de tu vida.

Aprende algo que no te gusta pero que te va a servir. Odias el inglés pero en tu trabajo te obligan a usarlo porque tienes que interactuar con gente de Europa, por decir algo. Tus hijos quieren comer pasteles, brownies, repostería a diario pero no quieres estar gastando en pastelería. Te pagan por honorarios pero no sabes nada de contabilidad y como arreglártelas con hacienda. Dedícale al menos 30 minutos diarios a aprender algo útil en tu vida que no te llama la atención y en 3 semanas (que es el tiempo indicado para aprender bien algo y reforzar hábitos) serás muy bueno y hasta podría terminar gustándote eso que evadías saber.  Esta práctica recurre también a la autodisciplina porque fuerzas tu voluntad a algo hacia lo que naturalmente no te inclinas y dominas la mente aprendiendo.

Espero que te hayan servido estos 6 consejitos para que puedas ser un mejor TU mañana.